Paternidad

¿Educamos para vivir o para sobrevivir? (Paternidad)

Una suerte de dogma se ha expandido por el mundo con esa fuerza que tienen los dogmas y que parece convertirlos en la expresión de una inmodificable ley de la Naturaleza, como las leyes de Newton. El mismo hace que el planeta parezca latir sostenido por una obsesión que la ensayista francesa Viviane Forrester describe como “el gusto por acumular, la neurosis del lucro, el señuelo del beneficio, de la ganancia en estado puro, dispuesta a cualquier estrago, que acapara el conjunto del territorio o la totalidad del espacio, sin limitarse a sus entornos geográficos”. ¿Tiene esto algo que ver con nuestra responsabilidad como padres educadores de nuestros hijos? Tiene mucho que ver.